jueves, 31 de enero de 2019


“La boca silenciada mutila palabras que agonizan en la punta de la lengua.” 

Marlene Pasini

martes, 29 de enero de 2019


“Alas de tu sueño hilvanan noche tras noche la trama del destino.” 

Marlene Pasini

domingo, 27 de enero de 2019


Fue mi silencio el reptar de tu piel. Fue, en carne vida, donde descubrí de Mi Esencia, ahí donde reina el todo al borde de un abismo. Bordeó tu aliento el crecer de mis labios y en la senda de mi alma, caminaste como ciego, abriendo de par en par las puertas de mi cielo.

Azul de Magdalia

La mente tiene el poder 
de hacer que el cuerpo se estremezca con un solo pensamiento…, 
con un susurro callado, con un roce silente. 

Azul de Magdalia

Dos hálitos. Dos palpitos… 
Dos pieles que se enhebran en un mismo Sentir, en el mismo arrebol de la dádiva que del recibir… Un meandro de sensaciones contenidas y liberadas como golpes de silencio sobre el estigma del alma; dos fuerzas que como imanes se atraen sobre el rugido del fuego, sobre su crepitar, sobre las brasas donde flamea la llama… 

Azul de Magdalia
Ingo Dumreicher Fotografie

Me abre… ese silencio de Tu Mirada, 
ese rasgar de Tu Piel en el abismo de mis alas abiertas. 

Azul de Magdalia

viernes, 25 de enero de 2019

Fotografía de Alexander Timofeev

Y en la cruz de los deseos, el desvelo se oculta ante mis ojos… 
al descubrir, con templanza, que los estigmas de mi carne son los anhelos de Mi Señor.

Azul de Magdalia

miércoles, 23 de enero de 2019


No hay corazas que limiten el sentir 
cuando este nace libre desde lo profundo de su Esencia.

Azul de Magdalia

lunes, 21 de enero de 2019


Cuando el grito se ahoga en la garganta y vive lo que siento, entonces, se alcanza el grado de felicidad que alboroza en la piel, que fecunda en las entrañas… Y en ese gozo, lo sentido en mí. 

Azul de Magdalia

domingo, 20 de enero de 2019


Y en el día del Señor, comulgo con Su Credo y sigo las huellas del camino cuyos arbustos Él aparta para que mis pies caminen con templanza, y mis ojos, iluminada mi mirada como faro en medio de la tormenta, vislumbren su esplendor. 

Azul de Magdalia

"Alas fugaces danzan entre las ramas, cada movimiento se evapora en la hoguera del instante." 

Marlene Pasini

Un camino sostenido en las alas de mi mano sobre el tapiz de mi piel, 
descubierta para Ti como un infinito...  

Azul de Magdalia

sábado, 19 de enero de 2019


Los símbolos nunca deben ser espinas 
sino flores que desvelen la caricia y ese sentido de Pertenecer(se).

Azul de Magdalia

jueves, 17 de enero de 2019


Silencio… 
Y un solo pensamiento revolotea quedo entre mis sienes. 
Mis manos, son palomas presas de una libertad tentada. 
Y Tú, en ese silente momento, descarnas mi espera… 

Azul de Magdalia

martes, 15 de enero de 2019



Mover las alas… Sentir el universo que se abre en el centro del pecho. Ese palpitar del alma que emerge en cada Palabra, en cada Gesto… en la Voluntad de Ser…

 Azul de Magdalia

domingo, 13 de enero de 2019

Y en el día del Señor, mi fe creció… manantial próspero de deseo, de entrega complacida a Su Designio.
Azul de Magdalia

Y en el día del Señor, mi fe creció… 
manantial próspero de deseo, de entrega complacida a Su Designio. 

Azul de Magdalia

jueves, 10 de enero de 2019


La Voluntad de Mi Señor se hizo sobre mi fe... 
Callado el verbo, mi silencio pronuncia Su Nombre,
y es por cauce de la carne que mi alma Le obedece.

Azul de Magdalia


De Tu Mano, de Tu Mirada... 
del calor de dos fuegos entretejidos entre los pliegues de la piel... 
Un latido en vórtice capaz de destilar el deseo y la premura... 
Y la boca se hace agua... como las hebras de las entrañas. 

 Azul de Magdalia

Y Su Voluntad se hizo sobre mi fe...

Azul de Magdalia


El Maestro muestra la puerta. Orienta y enseña cómo cruzar bajo el dintel pero solo una misma debe tener la voluntad y seguridad de cruzar al otro lado sin miedos. 

Filosofía

Pluscuamperfecto de Tu Huella: 
Pasión de ojos cerrados en las entrañas del alma 
que vuela desde sus raíces. 

Azul de Magdalia

martes, 8 de enero de 2019

No se detiene en el instinto de reclamar todo de mí pues, en Esencia, Todo Le pertenece. Suya por voluntad propia, dejando en Sus Manos la responsabilidad de descubrir aquello que soy sobre esta piel; entregando en Su Mente el compromiso de revelar...

Esencia, Todo Le pertenece. 
Suya por voluntad propia, dejando en Sus Manos la responsabilidad de descubrir aquello que soy sobre esta piel; entregando en Su Mente el compromiso de revelar este sino de Su Nombre; de percibir en Su Sentimiento el mío… 

ConcederLe, 
en sí misma, cada parte de mí, estampando la marca de su Ser y Sentir, percibiendo que en mí… nada hay ajeno para Él. 

SentirLe
cómo me respira, cómo exhorta pausadamente los demonios que se congregan en mis entrañas, los alborotos de mi mente… y esos gemidos ahogados en el fondo de la garganta peleando entre jugos de saliva… la Suya… la mía… con los sentidos desvirgados en cada caricia, en cada tacto superfluo… y profundo que me abre la carne hasta hacer llaga. 

Azul de Magdalia

En la fe de mi creencia y en Tu Voluntad, crece mi Ser… 

 Azul de Magdalia

El amor, para Él, era una fuerza vital, la más importante que había sentido y experimentado. Solo cuando una persona sentía su impulso, se olvidaba de sí misma para pensar en otra y desear alcanzarla, tocarla, unirse a ella. 

"Tan veloz como el deseo" (2001) 
Laura Esquivel

lunes, 7 de enero de 2019


Cuando el pulso se viste de Sentido, 
de ese deseo que embriaga cada Esencia… 

Azul de Magdalia
Del mismo modo que no cualquiera inspira a desnudarme, cualquiera tampoco es digno de velarme los ojos…
Mis caminos son únicos, personales e intransferibles, anudados de pequeños pasos, de grandes sentires…. que solo la Mano que yo decida puede...

Solo Tu Silueta...
en el amparo oscuro de mis ojos.
Sentidos abiertos a Voluntad.

Azul de Magdalia

Del mismo modo que no cualquiera inspira a desnudarme, cualquiera tampoco es digno de velarme los ojos… Mis caminos son únicos, personales e intransferibles, anudados de pequeños pasos, de grandes sentires…. que solo la Mano que yo decida puede acoger. 

 Azul de Magdalia
A veces el Demonio llama a mi puerta y muestra sus más perversos encantos. Entonces es cuando Le miro a los ojos, sonrió y Le dejo paso porque sé que mi gozo está en Sus Manos.
Azul de Magdalia

A veces el Demonio llama a mi puerta. 
Muestra sus más perversos encantos. 
Entonces es cuando Le miro a los ojos, sonrió 
y Le dejo paso porque sé que mi gozo está en Sus Manos. 

Azul de Magdalia
Y me rindo como brasa ante la flama que se abre sobre mí para iluminar(me)…
Azul de Magdalia

Y me rindo como brasa ante la flama que se abre sobre mí para iluminar(me)… 

Azul de Magdalia

Apre(h)ender…

Azul de Magdalia
La luz que ilumina viene de arriba pero siempre está dentro para prender.
Azul de Magdalia
Fotografía de Koh Ishifune
Fotografía de Koh Ishifune

La luz que ilumina viene de arriba pero siempre está dentro para prender. 

Azul de Magdalia

 Fotografía de Koh Ishifune


Ese estallido de mi piel cuando es Tu Mano la que guía cada uno de mis latidos, cuando, como efervescencias de deseo, las gotas de mis entrañas se deleitan en la espera… 

Azul de Magdalia
(A)Prenderme… en el momento de saberTe.
Azul de Magdalia

(A)Prenderme… en el momento de saberTe. 

 Azul de Magdalia
Dulce demencia, cuando saboreo el regalo de un instante y puedo paladearlo desde el sino de Tu Boca.
Azul de Magdalia

Dulce demencia, 
cuando saboreo el regalo de un instante 
y puedo paladearlo desde el sino de Tu Boca. 

Azul de Magdalia
Ese sentido gemido que se ahoga en el fondo de la garganta mientras la Mano que guía prende la llama de un infierno cuyos demonios renacen bendecidos en el fuego de aguas vivas.
Azul de Magdalia

Ese sentido gemido que se ahoga en el fondo de la garganta mientras la Mano que guía prende la llama de un infierno cuyos demonios renacen bendecidos en el fuego de aguas vivas. 

 Azul de Magdalia
āctitāre…

āctitāre…

Azul de Magdalia

Realidad de un latido. 
Misterio consentido. 
Luz enhebrada de Pasión que tiembla en la comisura de un pensamiento. 

Ahí, en ese Sentir, anido. 

Azul de Magdalia

… Y al ver el reflejo de mi deseo, 
entiendo por qué mi placer ya Te pertenece. 

 Azul de Magdalia
Ese deseo, comulgado de Ambos, que produce un escalofrío por sentirme (y verme) expuesta ante Ti, como un milagro de flor abierta al sol; de saberme tan observada como mimada, incidente, coincidente… (hasta) adorada.
Sensación excelsa, naciente en la...

Ese deseo, comulgado de Ambos, que produce un escalofrío por sentirme (y verme) expuesta ante Ti, como un milagro de flor abierta al sol; de saberme tan observada como mimada, incidente, coincidente… (hasta) adorada. Sensación excelsa, naciente en la punta de mis dedos, enhebrada en cada uno de mis pensamientos, taladrada la piel, horadada… perpetua y penitente, sedienta del hambre de tu piel, de tu cuerpo; descubierta en un infinito Pecado, tentada por Tu Voz, por el enigma redimido de Tu Voluntad, por el espasmo que me eclipsa la luz oscura de la mente y me enerva, cual hiedra, a los muros de este anhelo que hace agua.

Azul de Magdalia

domingo, 6 de enero de 2019


Todo Demonio tiene Su cielo… 

Azul de Magdalia
Saber acercarse con sutileza para enervar los sentidos y convertir los sonidos en suaves ronroneos que ericen mi piel y provoquen el deseo de Ser y de Poseer.
Azul de Magdalia

Saber acercarse con sutileza para enervar los sentidos 
y convertir los sonidos en suaves ronroneos que ericen mi piel 
y provoquen el deseo de Ser y de Poseer. 

Azul de Magdalia


Sentir… 
el tacto de la piel, la otra piel. 

Azul de Magdalia
Seguir los pasos del Instinto… de la Inspiración… y ceder a ellos.
Azul de Magdalia

Seguir los pasos del Instinto… de la Inspiración… y ceder a ellos. 

Azul de Magdalia
Susurro Tu Nombre en el verbo conjugado de mi aliento.
Azul de Magdalia

Susurro Tu Nombre en el verbo conjugado de mi aliento. 

Azul de Magdalia
La torre de Babel se ilumina…

La torre de Babel se ilumina…

Azul de Magdalia
Solo Tú puedes inspirar mi silencio…
Azul de Magdalia

Solo Tú puedes inspirar mi silencio… 

Azul de Magdalia
De la marca de fuego de Tu Mano en mi pecho… conteniendo los latidos de deseo…
Azul de Magdalia

De la marca de fuego de Tu Mano en mi pecho… 
conteniendo los latidos de deseo… 

Azul de Magdalia
Sentir el húmedo calor de tu boca en el abrazo inmenso de tu piel, cobijándome.
Azul de Magdalia

Sentir el húmedo calor de Tu Boca en el abrazo inmenso de Tu Piel, cobijándome. 

Azul de Magdalia
Ceder es un puente que vincula mis deseos y Tu placer, mis ganas y Tu perversión en mí; el anhelo predestinado, el sosiego profanado… el alma germinada por Instinto.
Azul de Magdalia

Ceder es un puente que vincula mis deseos y Tu placer, 
mis ganas y Tu perversión en mí; 
el anhelo predestinado, el sosiego profanado… 
el alma germinada por Instinto. 

Azul de Magdalia
La llave solo puede estar en dos sitios: en el corazón y en la mente; en mis deseos y en Tu placer.
Azul de Magdalia

La llave solo puede estar en dos sitios: en el corazón y en la mente; 
en mis deseos y en Tu placer. 

Azul de Magdalia

Súmense si desean